Sábado, Noviembre 25, 2017

M.C Escher: La Naturaleza de la Realidad

La Dulwich Picture Gallery presenta The Amazing World of M.C Escher hasta el 17 de Enero del 2016

Maurits Cornelius Escher (1898-1972)M.C EscheresEscher, el dibujante y xilógrafo holandés está en la Dulwich Picture Gallery con The Amazing World of M.C Escher, el dibujante y xilógrafo holandés estará en El Museo Salvador Dali en San Petersburgo, Florida con M.C Escher, el dibujante y diseñador holandés, estará en Treviso, Italia, en Museo di Santa Caterina con ESCHER, el dibujante y diseñador holandés estará en The North Carolina Museum of Art con M.C. Escher: Nature, Science and Imagination. Estuvo en Madrid, N.Y, Berlín, México, y tantos otros países M.C Escher, el dibujante y xilógrafo holandés, está en la Dulwich Picture Gallery luego de haber estado en The National Galleries of Scotland en Edimburgo con The Amazing World of M.C Escher, el dibujante y xilógrago, estará, estará, ubicuo, estará, está,esM.C EscherMaurits Cornelius Escher (1898-1972)

The Amazing World of M.C Escher, presentada en la Dulwich Picture Gallery es una retrospectiva preparada por el Gemeentemuseum Den Haag, museo en La Haya, Holanda, donde se exhibe permanentemente la obra de M.C Escher gracias a un acuerdo con la M.C Escher Foundation, encargada de gestionar el legado artístico; el cual se exhibe en varios museos del mundo a la vez con ciertas variaciones.

En el tour inglés se presentan cerca de 100 obras entre xilografías, litografías, dibujos, acuarelas y mezzotintos del artista. Además, el equipo curatorial liderado por Patrick Elliot de The Scottish National Gallery, donde se presentó la exhibición a comienzos del 2015, añade un toque británico a la muestra: se exhiben las notas a mano de Escher sobre un ensayo de geometría hiperbólica del matemático inglés Harold S. Coxeter, Crystal Symmetry and Its Generalizations (1957) con quien además mantuvo un nutricio intercambio epistolar hoy perdido.

El toque inglés también implica necesariamente incluir el ‘Triángulo Imposible’ (1934) del físico británico Roger Penrose, con quien Escher también mantuvo un intercambio epistolar. Fruto del cual Escher realiza la litografía Waterfall, expuesta aquí abajo; fíjese en la corriente de agua fluye en zigzag, y son dos ‘triángulos imposibles’ de Penrose alargados que forman otros pisos arriba creando así la ilusión, la incertidumbre de no saber hacia donde fluye el agua.

Imposible no reparar en la sucesión de formas que se desfondan en perspectivas paradójicas, la metamorfosis de sus simetrías, un asombro mecánico, preciso. Conforme se avanza por la muestra en la Dulwhich Picture Gallery se constata que Escher, en tanto madura como artista, sus intereses ahondan más y más en la naturaleza de la realidad.

Escher inicia en 1918 estudios de artes gráficas y arquitectura en el Escuela de Arquitectura y Artes Decorativas de Haarlem, muy cerca de Amsterdam. No es un gran estudiante y su estética es criticada como muy cerebral; pero él se descubre dibujante. Nace como artista en el sur de Italia, en Siena, donde vivirá una temporada, lejos de su familia burguesa, rica, acostumbrada a nanas y carreras profesionales respetables, como la del padre, ingeniero civil o la de su hermano mayor, geólogo y académico universitario.

Maurits Cornelius Escher conoce a Jetta, tal vez la única persona retratada en su obra. Aparece en Bond of Union frente a él. Se mudan a Roma donde adquiere plena consciencia de su vocación artística. Tienen tres hijos Jan, Arthur y George. Luego, la Segunda Guerra Mundial los lleva de Bruselas a refugiarse en Baarn, en la Provincia de Utrecht, Holanda.

La muestra permite una lectura cronológica, con particular énfasis en los sitios que influyeron en su obra. Por ejemplo, visita en dos oportunidades Granada, quedó alucinado con los mosaicos de la Alhambra. De ahí su interés en los grupos cristalográficos, las simetrías y, en último término, en la geometríahiperbólica.

El valor de Escher para las matemática en sencillo: hasta el s.XIX se ha supuesto que la descripción más exacta del espacio se deriva de los postulados de la Geometría Euclideana –la geometría de toda la vida que aprendes en el colegio, como que la suma de los ángulo internos de un triángulo es 180°, entre otras deducciones de los cinco postulados–. Pues bien, los diseños de Escher desafían esa descripción tradicional del espacio lograda a partir de la Geometría Euclideana. 

Para los matemáticos, sus obras son metáforas visuales de objetos en espacios (o geometrías) más complejos, como la geometría del matemático ruso Lobachevsky (1792-1856) o del matemático francés Henri Poincaré (1854 –1914), para quien la suma de los tres ángulos internos de un triángulo, en la realidad, es siempre menos de 180° y que se evidencia en los diseños de Escher, “de ahí el aparente apiñamiento en las proximidades del contorno circular”, explica Roger Penrose en su libro The Emperor’s New Mind.

Para acercarse a Escher y entender por qué fue siempre un outsider, por qué desestimó una oferta de Mick Jagger para diseñar una portada de un disco de los Rolling Stones, por qué no le interesó la imagen, la ciudad, la burocrática vida moderna, por qué prefirió los pueblitos de sur de Italia a su Amsterdam natal, en fin, para acercarnos a él habría que entender que el producto final de buena parte de su obra fue la xilografía y la litografía.

Debe escoger la madera. Con harta paciencia sentarse a reproducir aquel diseño que trabaja una y otra vez sobre el papel y en base a modelos creados tridimensionalmente, en la medida de sus posibilidades, en maquetas. Después de varias sesiones, una vez el pedazo de madera estuviese tallado, habría de embadurnarlo con tinta y presionarlo contra un papel. Debe hacerse numerosas muestras pues depende el acabado de cuánta tinta, de cuánta presión, del tipo de papel, de cómo se seca entre otras variables de corte artesanal y que seguramente le dejaba poco tiempo para asuntos mundanos o no relacionado a su arte.

La litografía es un proceso más misterioso. Implica preparar la piedra, utilizar instrumentos especiales, una materia difícil de trabajar: para luego ser presionado por otra compresa artesanal. Solo 10 de las piedras litográficas subsisten, las otras las destruyó o borró para crear nuevas.

Precisamente esas reproducciones y originales, gestionadas directamente desde The M.C. Escher Company-The Netherlands, son las que permiten a Escher mostrarse en varias ciudades a la vez. ¿En cuáles? Comience a leer este artículo nuevamente.

Copyright credit for all images: All M.C. Escher works © 2015 The M.C. Escher Company-The Netherlands. All rights reserved. http://www.mcescher.com M.C.

¡Compártelo!