Trakl por Pizarnik

 

Estuve al acecho del origen de la cita de Georg Trakl con la que la poeta argentina Alejandra Pizarnik abre su poemario de 1958 Las aventuras perdidas.

 

Sobre negros peñascos

se precipita, embriagada de muerte,

la ardiente enamorada del viento.

G.Trakl

Por esa cita compré la Obras Completa de Georg Trakl, traducciones de José Luis Reina Palazón, un libro lindo de tapa dorada. Pero no estaba allí. Lo perdí en una mudanza. (Espero alguien lo esté disfrutando). Hace poco di con otra selección de poemas de Trakl realizada por el mismo traductor, publicada por Mínima Trotta en el 2010, Poesía completa. Allí, en la página 104 está el poema, LA NOCHE:

 

A ti te canto salvaje  escarpadura,

en la tempestad nocturna

encastillada sierra;

oh, torres grisáceas

rebosantes de muecas infernales,

de fogosas bestias,

de ásperos helechos, abetos,

cristalinas flores. Infinito tormento,

que a Dios diste alcance

dulce espíritu,

suspirando en la cascada,

en ondulantes pinos.

 

Áureas flamean las fogatas

de los pueblos en redor.

Sobre negruzcos riscos

se precipita ebria de muerte

la encendida borrasca

—la novia del viento—

la onda azul

del glaciar

y retumba potente

la campana en el valle:

fuegos, blasfemias

y los oscuros

juegos de la lujuria,

una pétrea cabeza

asalta el cielo

El poema de Georg Trakl fue publicado en la revista Der Brenner en 1914-1915. Pizarnik lo edita, lo consubstancial permanece: le baja el volumen, le quita el color a la imagen de Trakl. Extrae al personaje principal y se queda con la acción, el vértigo de la novia del viento precipitándose sobre negros peñascos ebria de muerte. Creo que así se veía, así se sentía Pizarnik, como esa novia del viento. La transfusión es genial.

 

¡Compártelo!